¿Una clase inclusiva? ?Cómo se hace?

¿ Qué hago  con una clase con distintos  niveles? Por dónde empiezo? ¿Cómo lo hago? Si me dedico a unos voy a dejar de lado a otros, ¿a quién atiendo antes o después? ¿ Por qué nivel  comienzo?  ¿Cómo implico a todos para que se sientan incluidos   los DIS?

La tarea del profesor es hacer que el alumno sienta que puede acometer cada nuevo aprendizaje como si de un emocionante reto se tratara. Aprender no puede requerir siempre de un esfuerzo descomunal porque el fracaso escolar está asegurado más pronto que tarde.

Hazte estas preguntas sencillas antes de programar un nuevo conocimiento o aprendizaje e incluso proyectos, ahora que están de moda.

¿Qué conoce del tema?

¿Qué puede aprender con lo que sabe?

¿Para qué le sirve lo que va a aprender?

  • Piensa en todos los alumnos de tu aula, en cada una de sus particularidades, problemas y talentos. Piensa en todos y cada uno y detente  en el que menos recursos  tiene. De ahí tiene que partir tu programación. No se trata de incluir un apartado  para atender a los que no llegan o se pasan,  sino que el punto de partida serán los conocimientos de  los niños con menos capacidades y no pongas a ninguno límites, ni techo, pensando en los que tienen más curiosidad y facilidad para aprender.
  • Haz preguntas previas para saber qué saben del tema, mejor hacerlas individuales, no te sorprendas si no escriben  nada. Haz una lluvia de ideas o ingéniate para buscar en su memoria datos que pueden empezar a orientarte. Y si realmente no saben nada, mejor!! así no tienen ideas preconcebidas con lo que el campo está listo para abonar cuando le pases información previa.
  • Despierta curiosidad con algo que les toque, piensa en todos, claro!! Desde una canción rapera a una película, anuncio, imagen, o visita… lo que se te ocurra hazlo divertido y cercano o serio y costoso, según el tema.
  • Da la posibilidad de que el aprendizaje discurra según sus preferencias aunque debes estar  atento porque los niños no tienen adquiridas las funciones ejecutivas que le permiten distribuirse bien los espacios y tiempos.  Pon fecha de entrega cerradas, tendrás tiempo de modificarlas si no van bien de tiempo porque no planificaste bien o el tema se complica.
  • Haz preguntas a mitad de tema,  mediante juegos o actividades divertidas que se te ocurran , por escrito u orales para comprobar si están instalando bien la información y están manipulando los datos correctamente, así reorientas a los que se despistan. Yo hago  juegos de trivial, bingo de palabras  o el pasapalabra me sirven para prevenir y revisar la marcha. Les encanta!! Sirve mucho las autoevaluaciones. Puedes hacer un termómetro o cualquier tipo de gráfico o gamificación. Elabóralo con tiempo y piensa que los items deben corresponderse con el aprendizaje individual.
  • Siéntate con cada uno cinco minutos a lo largo del tema que tratáis, Charla e interésate. Debes hacerle saber que te preocupa su progreso.
  • Hay mucha basura en internet que les entretiene y ellos aún no saben priorizar contenidos ni siquiera saben diferenciar una información veraz de un fake. No te confíes, proporciona  una bibliografía y documentación  elaborada por ti y ofrécele guía de páginas confiables. Enséñale a distinguir lo que es fiable de lo dudoso.
  • Y sí, haz examen. El conocimiento es individual aunque el aprendizaje sea en grupos  o cooperativo. Pero el examen nunca  debe hacerse por sorpresa. Tienen que prepararse a conciencia. Ayúdales con unas preguntas previas de repaso y así das oportunidad al rezagado de ponerse las pilas.  Facilita con recursos y herramientas a aquellos que necesitan de ayuda extra. Ojo!! Las preguntas tienen que corresponderse con lo que han aprendido y tienen que tener un componente creativo. La información que han adquirido tiene que servirles para algo. Haz un examen productivo.
  • Da confianza mostrando interés con sus trabajos y creatividad. Halaga y corrige en la misma proporción. Haz que comprueben ellos mismos cuáles han sido sus fortalezas y debilidades y cómo pueden mejorar.
  • Vete con los alumnos de refuerzo y deja al profesor de refuerzo que se quede en tu aula. Cuántas veces hemos escuchado de los compañeros, “yo no me puedo entretener con los que no aprenden porque tengo que continuar con el programa”. Pues ahí se distingue al buen profesor. Los niños con facilidad para aprender solo necesitan ser bien guiados y llegarán por sí mismos. Dedícate al que le cuesta. Eso de “lo explico tantas veces como necesiten mis alumnos” no lo hace nadie. Porque la justificación ya parte de un error puesto  que no todos van a entenderlo aunque lo expliques mil veces.

 

 

A mi me sirve este panel de abeja que me inventé cuando tuve tres cursos en una misma aula y con muchos desfases en ambos. Tras una excedencia de cinco años mi vuelta a la educación fue cuanto menos que traumática. Nunca había tenido distintos cursos en un mismo aula. Imaginad lo que es no tener un minuto libre, explicas a un grupo y pones actividades, te vas a otro  y a otro de una asignatura, cuando te das cuenta ha llegado la hora del recreo y te quedan cuatro asignaturas! No solo no daba a basto sino que el stress iba a acabar conmigo. El primer intento fue agrupar por niveles que no cursos, pero era el mismo collar para distintos perros así que poco a poco fui dando con una planificación que me permitía que los alumnos que progresaban fuesen solos y dedicarme a los que les costaba.

 

thumbnail_programación inclusiva.jpg

thumbnail_Captura de pantalla 2017-09-07 a las 15.25.55.jpg

 

thumbnail_programación inclusiva (1).jpg

 

Para contactar deja tu mensaje en comentarios o a través de @   neurodiversos.up@gmail.com

[1]  Foto : Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias, Abril 2011, Vol.11, Nº1, pp. 159-172 159

ISSN: 0124-1265

Para saber más

*J. GEEKE,. (2009). The Brain At School: Educational Neuroscience In The Classroom: Educational Neuroscience in the Classroom. Reino Unido: McGraw-Hill Education (UK)

*BARRINAGA, M Re-mapeando la corteza motora Science.Vol. 268_23 Jun_1995

*BLAKEMORE, SARAH-JAYNE, FRITH, Uta, Cómo aprende el cerebro, las claves para la educación, Ariel, 2011

J. A. MARINA, La inteligencia ejecutiva, Ariel, 2012

*DI GASÚ  F, SEMINARA. A.NEURODIDÁCTICA Y LA IMPLICACIÓN DE EMOCIONES EN EL APRENDIZAJE no 11 (2012): 5-39

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s