Neuroeducación en el aula: De la teoría a la práctica — Escuela con cerebro

¿Cómo no sorprenderse al leer sobre la inmensa cantidad de neuronas, las miles de sinapsis, las decenas de regiones cerebrales y sus funciones? ¿Cómo no volver a nuestra infancia y quedar con los ojos abiertos al comprender que cada pensamiento, que cada mirada, que cada frase liberada al viento está relacionada con un tendido eléctrico […]

a través de Neuroeducación en el aula: De la teoría a la práctica — Escuela con cerebro

Vinculación positiva

 

Cuando nos sentimos  amenazados dejamos  de confiar en los demás.

 

Hemos dicho en repetidas ocasiones en este blog que la plasticidad del cerebro tiene un enemigo que es aprender siempre. Aprender siempre y en todo momento  lleva consigo que también se aprenden los errores y actitudes que crean un patrón de pensamiento muy peligroso por la intolerancia que generan.

Hoy en día asistimos a un rebrote de racismo y esto es muy contradictorio puesto que la globalización  y la facilidad de tránsito entre países y continentes  debería  haber influido para lo contrario .

Ocurre que hay una alarma en el mundo por causas diversas, algunas universales  como el pánico a ser víctima del  terrorismo y otras singulares  como la inmigración masiva de hace unas décadas por la que hemos visto cómo nuestras perspectivas  de conseguir trabajo  bien remunerado disminuían. Nos sentimos amenazados en casa y fuera de ella por personas con las que jamás hemos tenido trato y con las que no nos identificamos y también  detestamos por sus acciones. Las redes sociales  contribuyen a compartir estos sentimientos y los fomenta según el provecho que quieran sacar.

Cuando nos sentimos  amenazados dejamos  de confiar en los demás  y  nos replegamos. Una neurohormona tiene la culpa de ello : la oxitocina.

La oxitocina está íntimamente ligada al sentimiento de confianza hacia otras personas y por tanto a la formación de vínculos. Esta hormona además influye en nuestros modales,  al estar relajados  y disfrutar de la relación con los otros somos amables y cariñosos. Es la hormona del amor y la bondad y además, puede regular las emociones.

La oxitocina anima al aprendizaje social puesto que aprender en grupo  tiene un refuerzo inmediato que sirve a su vez de gasolina para producir aún más esta hormona. En otras formas de aprendizaje y  desempeño laboral o social  más individualizado parece que se genera menos oxitocinas.

De estas investigaciones neurocientíficas  se han valido muy bien las empresas que han cambiado el discurso individualista de motivación a sus empleados por el mensaje  gregario y colectivo,   como  “bajar  en ventas es fallar a tus compañeros”.   Lo curioso es, que en cuanto el individuo  entiende que no puede vivir con esa presión social externa,  se activan las alertas internas,  generando  neurotransmisores como el cortisol que producen malestar  y recelos que se traducen en desconfianza. La desconfianza hace que nos  repleguemos y nos escudemos   haciendo más caso a los propios sentidos, emociones, intuición e  ideas establecidas. Recurrimos  a los patrones aprendidos  y  buscamos consejos de  aquellas personas  con las que hemos creado un vínculo emocional positivo que  nos han acompañado durante toda nuestra vida y en las que podemos confiar.

Procurar momentos en la infancia o adolescencia en los que convivir  en diversidad va a propiciar crear  vínculos de por vida  y si esos momentos están  embriagados de oxitocinas pueden crear marcadores emocionales de por vida. La tolerancia tiene que ver con esos lazos o vínculos creados a edades tempranas.

Este experimento de “la mano de plástico”  ayuda a entender que la manera mejor de aceptar  a otras personas es creando un vínculo emocional. Los vínculos emocionales son esos hilos invisibles que nos unen a las personas, que hacen que sintamos en un momento determinado las mismas sensaciones, las mismas emociones que los otros.

Y puede que si no tuvimos la oportunidad  de crear vínculos podamos aprender de mayor a ser más tolerantes y menos racistas descubriendo implicaciones educativas a este experimento que os compartimos en este video.

 

 

 

El secreto para educar niños inteligentes

< ….No digan a sus alumnos o hijos que son inteligentes.

Hacer énfasis en la inteligencia o el talento vuelve a la gente vulnerable al fracaso, al miedo de los desafíos y a no querer resolver sus problemas.

Los niños a los que se les ha dicho que son superdotados presentan una peligrosa creencia implícita de que la inteligencia es innata y fija, y que hacer esfuerzos por aprender es mucho menos importante que ser (o parecer) inteligente.

Una creencia de inteligencia fija también hace que la gente esté menos dispuesta a admitir el error y a confrontar y remediar sus deficiencias en la escuela, en el trabajo y en sus relaciones sociales.

Las personas que creen que las personas cambiamos y crecemos, piensan que afrontar los problemas suele llevar a una solución…>

Para leer sobre los reconocimientos adecuados para fomentar la persistencia y la voluntad  sigue este enlace del artículo de Carol Dweck :  El secreto para educar niños inteligentes  traducido de https://www.scientificamerican.com/article/the-secret-to-raising-smart-kids1/

 

¿Qué pasa en tu cabeza?

Un libro pensado para profesores y alumnos a partir de 14 años.

Sara Capogrossi, licenciada en biología y escritora de libros de divulgación científica, y Simone Macrì, doctor en psicología, investigador del Instituto Superior de Sanidad de Italia y autor de más de cuarenta artículos de investigación en revistas internacionales y varios libros científicos son los autores de este jovial libro que nos acerca a los profesores y alumnos a esta reciente ciencia.

Captura de pantalla 2017-04-29 a las 17.07.35

“….¿Qué pasa en tu cabeza? El cerebro y la neurociencia es una obra interesante que puede tener utilidad didáctica para estudiantes de 14 años o más. La lectura de una entrevista puede servir como arranque en una clase sobre el sistema nervioso para despertar la curiosidad del alumno. También contiene, a lo largo del libro y en un apéndice final, diversos experimentos sencillos que pueden realizarse en el aula para ilustrar conceptos y fenómenos. Solo un ejemplo: con taparnos un ojo y acercar una hoja de papel al rostro se puede revelar la existencia del punto ciego del ojo y así hacer a los estudiantes reflexionar sobre su explicación e ilustrar un principio anatómico de este órgano. Merecidamente, el libro  al completo puede recomendarse como lectura adicional, sobre todo para alumnos con mayor interés por esta área….”

 

Fuente :

http://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/numero/82/qu-pasa-en-tu-cabeza-14879

Disonancia Cognitiva

Hacer algo que no es acorde con nuestras creencias más profundas nos hace entrar en lo que se denomina disonancia cognitiva. Es una tensión entre lo que pensamos y hacemos.
A mi me ocurre en bastantes ocasiones.
No tiene que ver con las emociones.
Cuando esta sensación nos incomoda demasiado se pone en marcha un mecanismo de defensa natural. Y es acomodar “mi yo” a lo que por narices me veo en la obligación de adoptar o hacer.
Estamos hechos para ser armónicos de tal manera, que no somos capaces de escuchar lo que nos va a hacer tambalear nuestras creencias, con las que nos sentimos muy a gusto. Tanto es así, que intentaremos encontrar argumentos o incluso engañar para que nuestro yo no entre en conflicto.

“Los niños se convierten en lo que se les dice que son”. Dorothy Delay

” Entrabas en sus clases lleno de problemas y salías asombrosamente bien”.

” Creo que las mejores cosas de Dorothy DeLay ”, dijo Salerno-Sonnenberg en una entrevista de 1992, ” es que tiene la capacidad de mirar a un joven estudiante o un estudiante de edad  y ver  la forma en que piensan – su personalidad, básicamente – y cómo en un corto período de tiempo sabe cuál es la mejor puerta que abrir de su corazón. Y ese es su método -. El hecho de que no hay realmente ningún método ”

Dorothy DeLay nació el 31 de marzo de 1917, en Medicine Lodge, Kansas. Sus padres eran músicos y maestros que supieron ver las habilidades musicales y auditivas de sus hijas. A los cuatro años ya tocaba el violín del que hizo su oficio, primero de concertista y más tarde como profesora.

A finales de los años 1980, su estudio se había convertido en una fábrica de solistas. Entre sus alumnos destacan estos primeras figuras internacionales Entre sus más famosos discípulos figuran Itzhak Perlman, Anne Akiko Meyers, Midori Goto, Sarah Chang, Cho-Liang Lin, Nadja Salerno-Sonnenberg, Nigel Kennedy, Shlomo Mintz, y Gil Shaham.

Para Dorothy Delay un buen profesor tiene que cumplir estas tres premisas:

  • Una meta clara : saber a dónde quieres llegar con tu alumno en cada aprendizaje
  • Pasión por tu profesión: formarse y reciclarse continuamente.
  • Amor por  el alumno y confiar en él.

Sus estrategias :

  • Positivismo y mentalidad de crecimiento ,  hace que el alumno disfrute tanto del resultado como del proceso.
  • Personalización :  adapta su  estrategia y la comunicación  a cada estudiante  distribuyendo el trabajo en pequeños pasos que hacen al alumno sentirse capaz de superarlos y a la vez disfrutar. Crea un bucle de retroalimentación entre esfuerzo, placer  y resultados que afianza la confianza de cada estudiante.
  • Detectar problemas con unas observaciones e imagina el progreso que puede alcanzar su alumno,minimizando los errores y con buenas dosis de humor. Es importante crear una atmósfera para propiciar que el alumno falle lo menos posible
  • Busca  enfoques cuando hay obstáculos, Da tiempo de reposo si no se logra el aprendizaje y retoma al cabo de un tiempo. Dar una interpretación diferente a un problema y  hacerlo ver como un paso importante, cuando a uno de sus alumnos  se le cayó el arco en plena actuación en lugar de afearle le alabó expresando con alegría ¡ eso no es malo, quiere decir que no lo cogías con demasiada fuerza, ahora tienes que aprender a sujetarlo con firmeza!

El gran Sholmo, alumno de D. Delay

Para indagar más sobre su vida :

The secrets of violinist  Dorothy Delay´s   teaching methodos

http://granpausa.com/2016/12/23/dorothy-delay/

http://www.thestrad.com/the-secrets-of-violinist-dorothy-delays-teaching-methods/

La importancia del Maestro Sombra

Se acepta  que para la inclusión escolar y social  un invidente  necesite de  lazarillo, un deficiente auditivo   de intérprete de lenguaje de signos,  ordenadores y espacios adaptados para los alumnos con problema motor y sin embargo la administración está aún lejos de admitir  que el maestro sombra es el cerebro ejecutivo de un autista.

Imaginemos una orquesta de expertos músicos   sin director musical.  Cómo sonaría al cabo de unos minutos?  Así es como funciona la mente de un autista. Cada área funciona sin contar con las otras áreas, desconectadas entre sí  y sin director ejecutivo se funciona caóticamente.

Sabemos que la mayoría de  autistas, hoy integrados en las siglas  TEA, (personas que presentan trastornos de espectros autistas)  pueden procesar la información correctamente  pero  tienen problemas con la respuesta  y producción. Son varias las causas que se han detectado destacando una defectuosa y caótica   coordinación de las distintas áreas cerebrales con el lóbulo frontal. Este Lóbulo Frontal    organiza los pensamientos  y controla los sistemas cerebrales primarios mediante unas herramientas mentales que se llaman  Funciones Ejecutivas. Gracias a estas Funciones Ejecutivas un cerebro puede planificar una acción, inhibir impulsos, controlar los movimientos dirigidos a un fin, tener la información retenida un tiempo mientras se piensa  qué decidir o  atender el tiempo suficiente para entender lo que se le comunica. Sin el control de este lóbulo sobre la amígdala,  sede de las emociones,  y el hipocampo, órgano administrador de información, el individuo queda sometido a su propio albedrío de emociones y deseos inmediatos e impulsos sin control.

El Maestro Sombra es el cerebro ejecutivo de estos alumnos y es de una enorme importancia en el aula sobre todo para los primeros momentos de la escolaridad donde debe aprender las rutinas para que la inclusión educativa que exigen precisamente desde la administración pueda llevarse a cabo fluidamente.

Algunos alumnos necesitan el maestro sombra toda la escolaridad y hoy día se está planteando ampliar este recurso en la universidad. Muchos TEA  con capacidad abandonan sus estudios superiores por  falta de preparación del profesorado. La Universidad tiene que revisar el proceso de inclusión para estos niños cuyas capacidades cognitivas están simplemente desorganizadas.

En los países más avanzados de Europa, las personas con autismo de gran afectación lo mantienen de por vida.

Si quitáramos  el bastón a un invidente que no recupera su visión   pensaríamos que es una barbaridad y sin embargo es lo que se hace con los niños que presentan este y otros problemas cognitivos.

Quizá hay que replantearse bastante y mucho cuántos derechos se incumplen por no pensar en ello.

 

 

 

Algunos extractos : 

(…)”Es evidente que se necesita a gritos y con urgencia una figura que no existe actualmente y que es la básica e imprescindible para que la inclusión educativa funcione en el Autismo: el profesor con función de sombra. https://app.box.com/shared/96a7fjysus

La figura del monitor de educación especial no es capaz ni por sus funciones ni por su nivel de formación y especialización de dar cobertura a las necesidades de nuestros hijos, que van más allá de la atención física, deambular o asistencia en el cuarto de baño y control de esfínteres. Las características de los alumnos con autismo y sus problemas de falta de comunicación y habilidades sociales exigen que haya una persona, que les sirva de intérprete de lo que va aconteciendo, y tenga una función educativa en un plano social del aprendizaje. Y que sirva también como agente modificador de aquellas conductas inapropiadas y características de los alumnos con autismo, cuando se bloquean, frustran o no comprenden lo que está pasando a su alrededor.

Entendemos que la ausencia de este tipo de personal formado y con estas funciones es una carencia tremenda en el sistema educativo y si bien comprendemos la dificultad para dar una solución inmediata, creemos que si hay opciones que podrían dar salidas alternativas a esta necesidad”. (Plataforma reivindicativa por una Educación Inclusiva hoja de ruta :  )

 

Funciones del Maestro Sombra recogidas de :  http://emmanuelroga.wixsite.com/psicologo/single-post/2014/05/22/Asistente-en-aula-regular-maestro-sombra

  • Ayudar a reconocer las rutinas escolares y cómo responder acertadamente

  • Apoyar al docente de grupo y a los compañeros para que conozcan de qué manera pueden dirigirse al niño con TEA y en qué áreas apoyarlo más.

  • Orientar    compartiendo el conocimiento y  los posibles abordajes terapéuticos.

  • Estructurarle al niño las actividades escolares

  • La orientación de la adecuación curricular, que consiste en hacer las modificaciones  para que el niño pueda acceder a tales conocimientos requeridos a la etapa de educación básica desde sus características particulares. 

  • Apoyar al niño en el reconocimiento emocional y afectivo de los otros y enseñarle a responder. a notar los estados afectivos en sí mismo y en los demás. Aprender estos gestos es importantísimo para su socialización e intención comunicativa.

Ver más  en : 

http://plataformatgdteamalaga.blogspot.com.es/2010/10/reivindicaciones-denuncias-y-peticiones.html  

http://dimensionautismo.blogspot.com.es/2009/08/el-rol-de-la-maestra-sombra-dentro-de.html

http://diamundialautismo.com/entender-el-autismo/#toggle-id-5

 Foto  de portada, cortesía  : https://mimundoprofesional.wordpress.com/2014/10/09/entrada-numero-3/

Troquel-def.-impresión

Edades del aprendizaje

 

Existen etapas en la infancia y en la adolescencia a nivel físico, cognitivo y emocional que marcan el desarrollo http://www.abc.es/sociedad/abci-edades-aprendizaje-todo-tiene-tiempo-201703012046_noticia.html MÓNICA ARRIZABALAGA – arrizabalaga1101/03/2017 20:46h – Actualizado: 01/03/2017 21:27h.Guardado en: Sociedad ¿Cómo aprende el cerebro? Una encuesta realizada a 284 docentes españoles y publicada el pasado octubre en «Frontiers in Human Neuroscience» refleja el enorme […]

a través de Las edades del aprendizaje: todo tiene su tiempo — Anna Forés Miravalles

Hipocampo y Memoria

A mediados del siglo pasado para eliminar el foco epiléptico de un paciente que sufría de epilepsia intratable ya por medicamentos, fue operado. El cirujano le extirpó la región medial de ambos lóbulos temporales, incluyendo dos estructuras que pertenecen al sistema límbico: el hipocampo y la amígdala de ambos lados. El resultado fue desastroso. El paciente sufrió lo que se conoce como amnesia anterógrada. Una hora aproximadamente después de vivir algún suceso, lo olvidaba totalmente.

Este enfermo revolucionó los conocimientos que se tenían sobre la memoria y abrió la puerta al estudio del funcionamiento de  ésta  como red neuronal. Además se vislumbraron funciones del cerebro  gracias a la neuroimagen y la colaboración con distintas disciplinas agrupándose en lo que se denomina neurociencias.

Os compartimos  algunas aportaciones significativas interesantes  para el aprendizaje que vieron la luz a raíz de las investigaciones posteriores a este caso.

  • Se demostró  que no había una sola memoria, ya que la memoria operativa o motora, también llamada memoria de procedimiento, la que nos permite conservar lo aprendido, no estaba localizada en el hipocampo, puesto que el paciente al que le extirparon el hipocampo las conservaba.
  • El paso de la memoria de corto plazo a la memoria a largo plazo parece  función del hipocampo.
  • Se dedujo que el hipocampo es responsable de la distribución de los contenidos de memoria a las diversas regiones de la corteza  sensorial.
  • El hipocampo nos permite  tener memoria espacial para localizar puntos de interés, destreza  que compartimos con los otros mamíferos.
  • Desde que sabemos que existe neurogénesis en el hipocampo nos da razones para estimular el aprendizaje a cualquier edad. Se puede aprender de por vida y  además la neurogénesis la podríamos utilizar como prevención de enfermedades degenerativas entre ellas el alzheimer.
  • La necesidad de los taxistas para orientarse en Londres evidenció  que el hipocampo , responsable de la memoria espacial, aumentase de tamaño mientras se mantenía dicha actividad y que cuando se dejaba de ejercitar volvía a su tamaño anterior. Luego sabemos que una actividad cerebral modifica el cerebro.
  • En la corteza del lóbulo temporal almacenamos información  inconsciente. El cerebro consulta los conocimientos adquiridos previamente depositados en la memoria a largo plazo antes de tomar una decisión y  todo este proceso es realizado de modo inconsciente y parece que el responsable  de esta comparación y diferenciación de información almacenada con la nueva  es también responsabilidad del hipocampo.
  • Algunas experiencias como el aprendizaje espacial, el ambiente enriquecido y el ejercicio físico voluntario incrementan las tasas de neurogénesis en el giro dentado , responsable de la producción de memorias episódicas. Parece que colabora con el hipocampo en el depósito y recuperación de memorias. Estas actividades, por tanto están asociadas con un aumento en el rendimiento cognitivo.

Es importante saber que  el almacenamiento depende de la carga emocional que tienen los hechos, pero sin el hipocampo y áreas implicadas que hemos visto,   la información, por muy impactante que sea, no se almacenaría y sería complicado recuperarla. 

Raul Espert : Daylimotion

Fuentes :

Ignacio Morgado , Psicobiología del aprendizaje y la memoria: fundamentos y avances recientes : http://blocs.xtec.cat/escolamargalloedu/files/2013/06/Apr-y-Mem-RN-20053.pdf

http://www.ub.edu/neuropsychology/Articles_jmsg/STUDY_OF_THE_LONG_TERM_SEQUELAE_OF_TRAUMATIC_BRAIN_INJURY_on_declarative_and_procedural_memory_(spanish).pdf

Santín, L. JRubio, SBegega, AMiranda, RArias, J. L.Aprendizaje espacial e hipocampo / Spatial learning and the hippocampus  Rev Neurol; 31(5): 455-462, sept. 2000. 

http://www.tendencias21.net/Francisco-Rubia-las-neurociencias-han-superado-el-dualismo-cerebro-mente_a2447.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Ganglios_basales

Neurodiversos y tolerantes

Autor: Neurodiversos

Es urgente que enseñemos a nuestros hijos/alumnos a encajar que no todos pensamos igual.
Hay una actitud infantil y que demuestra poca inteligencia cuando se retira el saludo o la palabra por el simple hecho de opinar distinto.
Los pensamientos surgen de las experiencias e información que recibimos del medio. Pueden generarse ideas parecidas o distantes , dependiendo del ambiente en el que nos educamos pero no tienen por qué separarte de las personas con las que convives.

No entender esto es de cerebros poco flexibles que eluden a toda costa salir de su zona de confort y evitan generar pensamientos nuevos que le vengan a tumbar sus sólidas ideas. Estas personas no suelen aportar soluciones diferentes y cansa su discurso. Son bloqueados por una fuerza centrífuga que autogeneran desde sus pensamientos estáticos.

Einstein decía que si queremos soluciones distintas hay que hacer cosas distintas también. Observar el problema desde otra perspectiva, cosa que hacen muy bien los niños y que los adultos somos incapaces de hacer por culpa de los patrones convencionales que hemos ido adoptando por propia voluntad.
Hay quienes aún pensando diferente logran tener una convivencia fluida. Son los tolerantes. La tolerancia invita a salir de tu zona de confort y comunicar lo que piensas, discutir y debatir que es buenísimo para aprender y mantener el cerebro joven de por vida. Y además ceder para caminar en otra dirección a la que nos enclava.

La inflexibilidad mental no es creativa. Hay que propiciar el pensamiento paralelo y lateral. Ponernos en el lugar del otro y entender las experiencias que le han hecho ser el adulto que es, ayudará a tener una adultez empática y tolerante. Es la base para trabajar conjuntamente.

Conocernos es importante, pero entender el proceso por el que se llega a ser alguien diferente a ti es crucial para la socialización.

La tolerancia es requisito indispensable para la convivencia.