Si no soy como los demás, no lo pretendas, apuntes sobre neueducación

¿Qué nos aporta las neuroeducación a la educación?

  •  Sin duda más conocimiento que podrá o no traducirse en herramientas prácticas. El conocimiento tiene tres valores importantes que insuflan y fundamentan nuestro desempeño : seguridad, dignidad y proyección.
  •  Existen herramientas relevantes capaces de detallar qué sucede en nuestro cerebro y con nuestra bioquímica justo en el momento en el que   se aprende. Las experiencias que tenemos con el medio se cuelan a través de nuestros sentidos modificando nuestras células. De forma que cada vivencia por pequeña que sea cambia nuestra esencia.
  • Los maestros sabemos lo difícil que es captar y mantener la atención de nuestros alumnos desde siempre, más aún hoy cuyos tiempos de atención se han reducido drásticamente. La neurociencia evidencia que el cerebro necesita recursos externos que le centren el foco de atención puesto que el niño convive con una vorágine de estímulos que no sabe priorizar.
  • Pone el énfasis en que es necesario enseñar a aprender y a organizarse para lograr la eficiencia del cerebro. Modular nuestro cerebro para servirnos de él, abandonando la idea de que somos lo que somos “por culpa” de nuestro cerebro por la de que “gracias” a él podemos ser lo que deseemos.
  • La neurociencia  aporta un nuevo término y enfoque a la educación el concepto de neurodiversidad, expresando que si no soy como los demás, no lo pretendas.
  •  Saber los procesos y sucesos mentales que ocurren en nuestro cerebro desde que nacemos nos da respuestas para comprender cada comportamiento. Desde hace mucho tiempo en la educación, nos hemos basado casi exclusivamente en la conducta del niño para educarlos. La neurociencia advierte que la conducta es una expresión más del comportamiento y no la única manera de observar los problemas de los niños para aprender. Luego los test de Inteligencia quedan relegados a un recurso más y no la única forma de discernir, por ejemplo, si un niño es de necesidades educativas. Un alumno que no aprende lo que queremos que aprenda,  tendrá un CI bajo siempre puesto que los tests de inteligencia presuponen que los niños han adquirido un grado de pensamiento a través de  unos aprendizajes previos. La neurociencia nos apunta que “suspender” test de inteligencia no supone que tenga una debilidad mental permanente ni transitoria. Es que no ha aprendido lo que le van a preguntar en los test.
  • La neuroeducación tiene en cuenta todas   las circunstancias que, desde la gestación han configurado un ser único y diverso. La genética es un factor importante pero no el único. Hay otro factor denominado epigenética[1], definida por F, Mora  como aquel conjunto de experiencia y hábitos que vamos acumulando y que nos hacen cambiar continuamente :“…. mucho de lo que usted haga en su vida, como es fumar o tomar drogas, o llevar una vida estresante, así como los estilos de vida en general que lleven los individuos, pueden cambiar el genoma a nivel funcional que puede ser transmisible a sus hijos, o nietos, o incluso biznietos.”
  •  Recientemente se ha encontrado evidencias de que somos capaces de interferir en nuestra bioquímica solo con nuestros pensamientos, de ello ya sabían los monjes budistas hace muchos años. El autocontrol y la autorregulación contribuye a la homeostasis[2] o   equilibrio interno para mantener una condición estable.
  • La neurociencia nos anima a repensar el Sistema Educativo desde raíz y nos sugiere evitar hacer apaños que contradicen y crean confusión a toda la comunidad educativa.
  • La neuroeducación   no proporciona un método de trabajo al profesor. Lo que hace es reorientar nuestro desempeño a la luz de las evidencias que las neurociencias nos alumbran. Entender cómo somos y por qué actuamos de una manera y no de otra, nos enciende una habitación que siempre estuvo cerrada a los ojos del maestro. Es como habitar una casa en la que hay dependencias que necesitas disponer de ellas pero están cerradas a cal y canto.
  •  La neuroeducación abre la puerta para hacer los aprendizajes emocionales pero también ordenados y productivos. Y además tiene la garantía de la continua evaluación. Al ser un método científico se expresa mediante evidencias probadas y comprobadas.

El maestro debe cualificarse y participar del conocimiento de los avances neurocientíficos, si no para llevarlo a la práctica, al menos para darse autoridad y respeto, ese que tienen los expertos en cualquier profesión que justifica su desempeño.

Referencias

[1] Francisco Mora: “Todo lo que hacemos en la vida puede repercutir en nuestros genes” Entrevistas 21, Tendencias 21

 

[2] El término homeostasia fue acuñado por el fisiólogo estadounidense Walter Bradford Cannon, en el año 1929

 

Anuncios

Un instante Mágico

Neurodiversos

Autor: Neurodiversos

Hay un instante mágico en nuestras vidas que ocurre muy a menudo.

Si no somos conscientes pasa sin pena ni gloria.

El sueño le ayuda a manifestarse.

Si cuesta mucho puede afectar nuestro rictus y llega a obsesionarnos.

Cuando llega ese instante nos inunda una sonrisa plácida de enorme satisfacción y de emociones embriagadoras.

Cambia nuestra  respiración que puede hasta cortarse; la postura se yergue, brillan los ojos, a veces se erizan los pelillos de la nuca.

Tenemos la necesidad de contagiarlo y propagarlo a los cuatro vientos.

Si ese momento es compartido creas lazos de por vida con quien llegó contigo.

No nos acostumbramos jamás y es recurrente durante toda nuestra vida.

Ni cien años que cumplieres….

Es un momento indescriptible.

Nos llega a todos.

Es el instante en el que el medio penetra en las células modificando nuestro yo y el de quienes estarán en contacto con nosotros…

Ver la entrada original 15 palabras más

¿Se puede medir la inteligencia?

¿Reconoces a una persona inteligente en cuanto la ves?

Mira este video en el que te va a descubrir qué lejos estamos de una definición consensuada de inteligencia porque su concepto  es cambiante.  La inteligencia está sujeta a nuestra propia evolución.

  • Se puede medir?
  • Se sabe lo que es?
  • Existen tipos de inteligencia?
  • Tiene que ver con los conocimientos?

Mira este video :

Neuroeducación en el aula: De la teoría a la práctica — Escuela con cerebro

¿Cómo no sorprenderse al leer sobre la inmensa cantidad de neuronas, las miles de sinapsis, las decenas de regiones cerebrales y sus funciones? ¿Cómo no volver a nuestra infancia y quedar con los ojos abiertos al comprender que cada pensamiento, que cada mirada, que cada frase liberada al viento está relacionada con un tendido eléctrico […]

a través de Neuroeducación en el aula: De la teoría a la práctica — Escuela con cerebro

La Confianza, tolerancia y los vínculos

 

 

Cuando nos sentimos  amenazados dejamos  de confiar en los demás  y  nos replegamos. Una neurohormona tiene la culpa : la oxitocina

La oxitocina  está directamente relacionada con los sentimientos de confianza hacia otras personas y por tanto a la formación de vínculos y fidelidad. Influye en nuestros modales,  al estar relajados  y disfrutar de la relación con los otros, somos amables y cariñosos. Es la hormona del amor, la empatía, compasión   y  bondad  y además, esta hormona impregna áreas que  regulan las emociones.

 

Este experimento de “la mano de plástico”  ayuda a entender que la manera mejor de aceptar  a otras personas es creando un vínculo emocional  Los vínculos emocionales son esos hilos invisibles que nos unen a las personas, nos hace seres tolerantes y con facilidad para la convivencia multicultural y cooperación.

La tolerancia es un sentimiento relacionado con la  vinculación y  simplemente es el trato con perfiles diversos desde pequeños, antes de que se forjen patrones socio-culturales que nos medien negativamente. Los niños nacen y viven con la diferencia porque es lo natural para aprender a identificar. Entienden que la diferencia es lo que nos hace distinguirnos a unos de otros pero no por ello les lleva a pensar ( hasta que se lo enseñamos) que existe superioridad o inferioridad.

Si no tuvimos la oportunidad  de crear vínculos por falta de convivencia en nuestra infancia con todo tipo de personas, es posible que podamos aprender de mayor a ser más tolerantes.

Descubre implicaciones educativas a este experimento que os compartimos en este video.

 

 

Fuentes : http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20150418/abci-oxitocina-parto-feliz-201504161753.html

https://www.dsalud.com/reportaje/oxitocina-el-antiestresante-ideal/

http://psy.co/la-neurociencia-de-la-confianza.html

https://books.google.es/books?id=3NcgrcIhQlAC&pg=PA66&lpg=PA66&dq=neurociencia+neurotransmisores&source=bl&ots=QsxbOBSzYJ&sig=2dhzB1f5YPqcFNLwAwjHM5RPslY&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiNpIWc5NrZAhWLXRQKHR4GA5sQ6AEIdTAN#v=onepage&q=neurociencia%20neurotransmisores&f=false

 

El secreto para educar niños inteligentes

< ….No digan a sus alumnos o hijos que son inteligentes.

Hacer énfasis en la inteligencia o el talento vuelve a la gente vulnerable al fracaso, al miedo de los desafíos y a no querer resolver sus problemas.

Los niños a los que se les ha dicho que son superdotados presentan una peligrosa creencia implícita de que la inteligencia es innata y fija  y que hacer esfuerzos por aprender es mucho menos importante que ser (o parecer) inteligente.

Una creencia de inteligencia fija también hace que la gente esté menos dispuesta a admitir el error y a confrontar y remediar sus deficiencias en la escuela, en el trabajo y en sus relaciones sociales.

 

Para leer sobre los reconocimientos adecuados para fomentar la persistencia y la voluntad  sigue este enlace del artículo de Carol Dweck :  El secreto para educar niños inteligentes  traducido de https://www.scientificamerican.com/article/the-secret-to-raising-smart-kids1/

 

¿Qué pasa en tu cabeza?

Un libro pensado para profesores y alumnos a partir de 14 años.

Sara Capogrossi, licenciada en biología y escritora de libros de divulgación científica, y Simone Macrì, doctor en psicología, investigador del Instituto Superior de Sanidad de Italia y autor de más de cuarenta artículos de investigación en revistas internacionales y varios libros científicos son los autores de este jovial libro que nos acerca a los profesores y alumnos a esta reciente ciencia.

Captura de pantalla 2017-04-29 a las 17.07.35

“….¿Qué pasa en tu cabeza? El cerebro y la neurociencia es una obra interesante que puede tener utilidad didáctica para estudiantes de 14 años o más. La lectura de una entrevista puede servir como arranque en una clase sobre el sistema nervioso para despertar la curiosidad del alumno. También contiene, a lo largo del libro y en un apéndice final, diversos experimentos sencillos que pueden realizarse en el aula para ilustrar conceptos y fenómenos. Solo un ejemplo: con taparnos un ojo y acercar una hoja de papel al rostro se puede revelar la existencia del punto ciego del ojo y así hacer a los estudiantes reflexionar sobre su explicación e ilustrar un principio anatómico de este órgano. Merecidamente, el libro  al completo puede recomendarse como lectura adicional, sobre todo para alumnos con mayor interés por esta área….”

 

Fuente :

http://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/numero/82/qu-pasa-en-tu-cabeza-14879

Disonancia Cognitiva

Hacer algo que no es acorde con nuestras creencias más profundas nos hace entrar en lo que se denomina disonancia cognitiva. Es una tensión entre lo que pensamos y hacemos.
A mi me ocurre en bastantes ocasiones.
No tiene que ver con las emociones.
Cuando esta sensación nos incomoda demasiado se pone en marcha un mecanismo de defensa natural. Y es acomodar “mi yo” a lo que por narices me veo en la obligación de adoptar o hacer.
Estamos hechos para ser armónicos de tal manera, que no somos capaces de escuchar lo que nos va a hacer tambalear nuestras creencias, con las que nos sentimos muy a gusto. Tanto es así, que intentaremos encontrar argumentos o, incluso engañar,  para que nuestro yo  no entre en conflicto.