Perspectiva rompedora

 

Diseñadores con síndrome de Down y autismo dan vida a este estudio