¿Se puede medir la inteligencia?

¿Reconoces a una persona inteligente en cuanto la ves?

Mira este video en el que te va a descubrir qué lejos estamos de una definición consensuada de inteligencia porque su concepto  es cambiante.  La inteligencia está sujeta a nuestra propia evolución.

  • Se puede medir?
  • Se sabe lo que es?
  • Existen tipos de inteligencia?
  • Tiene que ver con los conocimientos?

Mira este video :

Los buenos directivos tienen percepción sistémica ( visión global)

 

Las personas que dirigen mejor sus vidas hacen  una lectura de los hechos  que, junto a la experiencia acumulada les capacita para predecir y aconsejar bien. Son visionarios y el tiempo los pondera puesto que al rescatar sus pensamientos,  comprobamos que estaban en lo cierto.  Sus decisiones  fueron altamente creativas  y sorprendentes con las consiguientes dudas de  quienes  no han tenido esta  habilidad de ver más allá del momento siguiente. Pero aún con esta cualidad,  para poder  asegurar el futuro de la empresa hay que tener en cuenta el ambiente en el que a diario se convive y los recursos reales e inmediatos  con los que cuenta la empresa.

Hay otro tipo de jefes que tienen categoría de  genios son los que obran  verdaderos milagros con pequeñas pero cruciales aportaciones. Son personas que tienen percepción sistémica.

En la escena de la película que os comparto al final de esta reflexión lo explica muy bien.

Adelanto :

En dicha escena, el personaje interpretado por Will Smith ayuda al desconcertado y desconectado jugador de golf, a que amplíe su visión, para que no se centre en lo aparente y superficial, y descubra la grandeza de lo sutil, lo cuasi imperceptible, los detalles que, estando presentes, ayudan a conectar y conectarnos a un nivel más profundo. El lugar donde cada uno “somos”.

Una empresa que cuente con  jefes con  percepción sistémica   tiene muchas oportunidades de progresar y ser puntera. No solo analizan los recursos que tienen sino todas las interrelaciones del medio en el que actúan.

 

¿Qué nos aporta a la educación la percepción sistémica? 

Llevamos ya varias décadas que  diversas corrientes vinculadas a la pedagogía crítica y la sociología de la educación vienen  expresando su preocupación por el estudio de los fenómenos educativos desde una visión mecanicista y fragmentada que no tienen en cuenta el conjunto de factores que influyen en el  desarrollo del niño, con su máxima expresión en la medida de la inteligencia.

Los detractores de los test de inteligencia tienen un fundamento compartido con el pensamiento sistémico, ni más ni menos  que el pensamiento holístico ( visión de conjunto)  que  sienta las bases de una revolución científica basada en la ecología profunda, término atribuido a Naess (1973),   La ecología profunda es una filosofía que considera a la humanidad parte de su entorno, proponiendo que los cambios que se quiere introducir, por ejemplo en educación o en salud, tienen que  producirse también en  política,en lo  social y económico e incluso en la cultura. 

Rimari (2003) sostiene que la innovación sería definida como el ingreso de algo nuevo en lo que se hace por costumbre. 

Monereo (2007), recomiendan: no introducir innovaciones educativas muy alejadas de la realidad del centro educativo o proyecto académico, sino que estas mismas surjan a partir de iniciativas ya planteadas por la institución y que reconozcan la complejidad de las dinámicas particulares y generales que giran en torno a las problemáticas que pretenden atender”.

  

Si la educación representa una de las principales plataformas para el desarrollo humano, desde este marco conceptual, toda iniciativa de innovación educativa deberá contemplar una visión de desarrollo humano integral, ya que entiende al ser humano y el fenómeno de la vida desde una perspectiva  global.

 

 

 

 

 

Fuentes :

Giovanni Sánchez Chacón, Revista Ensayos Pedagógigos. Volumen XI, N. 1, Enero-Junio 2016 (ISSN 1659-0104) URL: http://www.revistas.una.ac.cr/ensayospedagogicos

Rimari, W. (2003). Guía para la formulación de proyectos de innovación educativa. Lima, Perú: Asociación Cultural San Jerónimo.

Imbernon, F. (1996). En busca del discurso educativo. La escuela, la innovación educativa, el curriculum, el maestro y su formación. Buenos Aires, Argentina, Magisterio del Río de la Plata.

Monereo, C. (2007). La evaluación auténtica de competencias: Posibles estrategias. Recuperado de http://www.sinte.es/carlesmonereo/?page_id=101

Neuroeducación en el aula: De la teoría a la práctica — Escuela con cerebro

¿Cómo no sorprenderse al leer sobre la inmensa cantidad de neuronas, las miles de sinapsis, las decenas de regiones cerebrales y sus funciones? ¿Cómo no volver a nuestra infancia y quedar con los ojos abiertos al comprender que cada pensamiento, que cada mirada, que cada frase liberada al viento está relacionada con un tendido eléctrico […]

a través de Neuroeducación en el aula: De la teoría a la práctica — Escuela con cerebro

La Confianza, tolerancia y los vínculos

 

 

Cuando nos sentimos  amenazados dejamos  de confiar en los demás  y  nos replegamos. Una neurohormona tiene la culpa : la oxitocina

La oxitocina  está directamente relacionada con los sentimientos de confianza hacia otras personas y por tanto a la formación de vínculos y fidelidad. Influye en nuestros modales,  al estar relajados  y disfrutar de la relación con los otros, somos amables y cariñosos. Es la hormona del amor, la empatía, compasión   y  bondad  y además, esta hormona impregna áreas que  regulan las emociones.

 

Este experimento de “la mano de plástico”  ayuda a entender que la manera mejor de aceptar  a otras personas es creando un vínculo emocional  Los vínculos emocionales son esos hilos invisibles que nos unen a las personas, nos hace seres tolerantes y con facilidad para la convivencia multicultural y cooperación.

La tolerancia es un sentimiento relacionado con la  vinculación y  simplemente es el trato con perfiles diversos desde pequeños, antes de que se forjen patrones socio-culturales que nos medien negativamente.

Los niños nacen y viven con la diferencia porque es lo natural para aprender a identificar. Entienden que la diferencia es lo que nos hace distinguir a unos de otros pero no por ello les lleva a pensar ( hasta que se lo enseñamos) que existe superioridad o inferioridad.

Si no tuvimos la oportunidad  de crear vínculos por falta de convivencia en nuestra infancia con todo tipo de personas, es posible que podamos aprender de mayor a ser más tolerantes.

Descubre implicaciones educativas a este experimento que os compartimos en este video.

 

 

Fuentes : http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20150418/abci-oxitocina-parto-feliz-201504161753.html

https://www.dsalud.com/reportaje/oxitocina-el-antiestresante-ideal/

http://psy.co/la-neurociencia-de-la-confianza.html

https://books.google.es/books?id=3NcgrcIhQlAC&pg=PA66&lpg=PA66&dq=neurociencia+neurotransmisores&source=bl&ots=QsxbOBSzYJ&sig=2dhzB1f5YPqcFNLwAwjHM5RPslY&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiNpIWc5NrZAhWLXRQKHR4GA5sQ6AEIdTAN#v=onepage&q=neurociencia%20neurotransmisores&f=false

 

¿Qué pasa en tu cabeza?

Un libro pensado para profesores y alumnos a partir de 14 años.

Sara Capogrossi, licenciada en biología y escritora de libros de divulgación científica, y Simone Macrì, doctor en psicología, investigador del Instituto Superior de Sanidad de Italia y autor de más de cuarenta artículos de investigación en revistas internacionales y varios libros científicos son los autores de este jovial libro que nos acerca a los profesores y alumnos a esta reciente ciencia.

Captura de pantalla 2017-04-29 a las 17.07.35

“….¿Qué pasa en tu cabeza? El cerebro y la neurociencia es una obra interesante que puede tener utilidad didáctica para estudiantes de 14 años o más. La lectura de una entrevista puede servir como arranque en una clase sobre el sistema nervioso para despertar la curiosidad del alumno. También contiene, a lo largo del libro y en un apéndice final, diversos experimentos sencillos que pueden realizarse en el aula para ilustrar conceptos y fenómenos. Solo un ejemplo: con taparnos un ojo y acercar una hoja de papel al rostro se puede revelar la existencia del punto ciego del ojo y así hacer a los estudiantes reflexionar sobre su explicación e ilustrar un principio anatómico de este órgano. Merecidamente, el libro  al completo puede recomendarse como lectura adicional, sobre todo para alumnos con mayor interés por esta área….”

 

Fuente :

http://www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro/numero/82/qu-pasa-en-tu-cabeza-14879

Disonancia Cognitiva

Hacer algo que no es acorde con nuestras creencias más profundas nos hace entrar en lo que se denomina disonancia cognitiva. Es una tensión entre lo que pensamos y hacemos.
A mi me ocurre en bastantes ocasiones.
No tiene que ver con las emociones.
Cuando esta sensación nos incomoda demasiado se pone en marcha un mecanismo de defensa natural. Y es acomodar “mi yo” a lo que por narices me veo en la obligación de adoptar o hacer.
Estamos hechos para ser armónicos de tal manera, que no somos capaces de escuchar lo que nos va a hacer tambalear nuestras creencias, con las que nos sentimos muy a gusto. Tanto es así, que intentaremos encontrar argumentos o, incluso engañar,  para que nuestro yo  no entre en conflicto.

“Los niños se convierten en lo que se les dice que son”. Dorothy Delay

” Entrabas en sus clases lleno de problemas y salías asombrosamente bien”.

Para Dorothy Delay un buen profesor tiene que cumplir estas tres premisas:

  • Una meta clara : saber a dónde quieres llegar con tu alumno en cada aprendizaje
  • Pasión por tu profesión: formarse y reciclarse continuamente.
  • Amor por  el alumno y confiar en él.

Sus estrategias :

  • Positivismo y mentalidad de crecimiento ,  hace que el alumno disfrute tanto del resultado como del proceso.
  • Personalización :  adapta su  estrategia y la comunicación  a cada estudiante  distribuyendo el trabajo en pequeños pasos que hacen al alumno sentirse capaz de superarlos y a la vez disfrutar. Crea un bucle de retroalimentación entre esfuerzo, placer  y resultados que afianza la confianza de cada estudiante.
  • Detectar problemas con unas observaciones e imagina el progreso que puede alcanzar su alumno,minimizando los errores y con buenas dosis de humor. Es importante crear una atmósfera para propiciar que el alumno falle lo menos posible
  • Busca  enfoques nuevos cuando hay obstáculos, Da tiempo de reposo si no se logra el aprendizaje y retoma al cabo de un tiempo. Dar una interpretación diferente a un problema y  hacerlo ver como un paso importante, cuando a uno de sus alumnos  se le cayó el arco en plena actuación en lugar de afearle le alabó expresando con alegría ¡ eso no es malo, quiere decir que no lo cogías con demasiada fuerza, ahora tienes que aprender a sujetarlo con firmeza!

 

” Creo que las mejores cosas de Dorothy DeLay ”, dijo Salerno-Sonnenberg en una entrevista de 1992, ” es que tiene la capacidad de mirar a un joven estudiante o un estudiante de edad  y ver  la forma en que piensan – su personalidad, básicamente – y cómo en un corto período de tiempo sabe cuál es la mejor puerta que abrir de su corazón. Y ese es su método -. El hecho de que no hay realmente ningún método ”

Dorothy DeLay nació el 31 de marzo de 1917, en Medicine Lodge, Kansas. Sus padres eran músicos y maestros que supieron ver las habilidades musicales y auditivas de sus hijas. A los cuatro años ya tocaba el violín del que hizo su oficio, primero de concertista y más tarde como profesora.

A finales de los años 1980, su estudio se había convertido en una fábrica de solistas. Entre sus alumnos destacan estos primeras figuras internacionales Entre sus más famosos discípulos figuran Itzhak Perlman, Anne Akiko Meyers, Midori Goto, Sarah Chang, Cho-Liang Lin, Nadja Salerno-Sonnenberg, Nigel Kennedy, Shlomo Mintz, y Gil Shaham.

 

El gran Sholmo, alumno de D. Delay

Para indagar más sobre su vida :

The secrets of violinist  Dorothy Delay´s   teaching methodos

http://granpausa.com/2016/12/23/dorothy-delay/

http://www.thestrad.com/the-secrets-of-violinist-dorothy-delays-teaching-methods/