De casos y fracasos. 1. Nervios!! para qué os quiero…

Aprender lo que el cerebro detecta que no es importante para la vida es una misión casi imposible en cerebros dispersos. Y aún así aprenden.

No se puede enseñar cuando no se está preparado para aprender.

Probé con todos los métodos de lectura del mercado y de los que en mi trayectoria he ido ideando con una alumna cuya actividad era frenética. Como no paraba un segundo la perseguía por los rincones, la tomaba en brazos para calmarla y centrara su atención unas décimas de segundo. Le ponía orejeras graciosas que me inventaba para centrar el foco, a veces sosteniéndole la cabeza o persiguiendo sus ojos presentándoles cartones con las letras grandes y de colores o pequeñas y en blanco y negro. Nada, no había manera, ni relajación,ni mindfulnes,  ni juegos, ni inventos, mi paciencia y mis expectativas se agotaban. Aquello era un puro nervio en acción, media hora con ella gastaba más calorías que un mes entrenando crossfit. Era tal mi esfuerzo sin conseguir resultados que llegué a plantearme si servía para la reeducación.

Y llegó su momento o se obró un milagro. Un día quiso leer una notita de clase del niño que le gustaba. No quería que la leyera nadie y la curiosidad debió ser la que le ayudó a conectar las áreas implicadas en la lectura. Estaban todas perfectamente preparadas, lo que le faltaba era conectarlas. Y se dio cuenta que sabía leer al unir las letras y pronunciarlas. Un milagro patente fue cuando se sentó al menos dos minutos y se pudo concentrar.

Me di cuenta que atención y concentración debían responder a mecanismos cerebrales distintos y que los dos juntos eran necesarios para interpretar esos signos escritos que miraba y les “sonaba”. Algo había sucedido para que lograra esa concentración en la que se paró el mundo y, estoy segura que  tiene que ver con curiosidad y emoción ( F. Mora). Leyó la nota y le hizo feliz. Y yo lloré más por verla sentada y concentrada que por haber logrado por fin, tras cuatro años, leer. Claro que esa intensa actividad que tenía le guió el aprendizaje y en una semana se leyó lo que no había leído en dos años.

Esta niña aprendía a su forma, entre una voltereta, una patada a la silla o un sal y entra de clase. Cuando descubrió la herramienta de la lectura al momento quiso escribir sus cartas de amor. Y al poco tiempo escribió la poesía más absurda que he leído en mi vida pero a mi me pareció hermosísima.

Con ella aprendí que hay que avanzar siempre. Que no hay que empezar de cero porque el cerebro aprende y lo hace aunque no quiera, lo que no puede hacer a veces es producir y expresar cuando no está preparado. Y con ella aprendí que no es tan importante el método como el interés y curiosidad intrínsecos que actúan de motor y me prendé del milagro de aprender.

N.R. 2.010

 

Si quieres contactar con nosotros envía correo a neurodiversos.up@gmail.com

La importancia del Maestro Sombra

Algunos niños necesitan gafas, otros sillas de ruedas, implantes auditivos, piernas ortopédicas, manos biónicas,  y otros necesitan una “sombra”

Quizá hay que replantearse bastante y mucho cuántos derechos se incumplen al obstaculizar su paso a la escuela.

Si quitaran   el bastón a un invidente   pensaríamos que es una barbaridad y sin embargo es lo que se hace con los niños cuyo bastón, gafas o silla de ruedas es el maestro sombra.

Imaginemos una orquesta de expertos músicos   sin director musical.  Cómo sonaría al cabo de unos minutos?  Así es como funciona la mente de un autista. Cada área funciona sin contar con las otras áreas, desconectadas entre sí  y sin director ejecutivo se funciona caóticamente.

Sabemos que la mayoría de  autistas, hoy integrados en las siglas  TEA, (personas que presentan trastornos de espectros autistas)  pueden procesar la información correctamente  pero  tienen problemas con la respuesta  y producción.

Son varias las causas que se han detectado destacando una defectuosa y caótica   coordinación de las distintas áreas cerebrales con el lóbulo frontal. Este Lóbulo Frontal    organiza los pensamientos  y controla los sistemas cerebrales primarios mediante unas herramientas mentales que se llaman  Funciones Ejecutivas. Gracias a estas Funciones Ejecutivas un cerebro puede planificar una acción, inhibir impulsos, controlar los movimientos dirigidos a un fin, tener la información retenida un tiempo mientras se piensa  qué decidir o  atender el tiempo suficiente para entender lo que se le comunica. Sin el control de este lóbulo sobre la amígdala,  sede de las emociones,  y el hipocampo, órgano administrador de información, el individuo queda sometido a su propio albedrío de emociones y deseos inmediatos e impulsos sin control.

El Maestro Sombra es el cerebro ejecutivo de estos alumnos y es de una enorme importancia en el aula, sobre todo en los primeros momentos de la escolaridad donde debe aprender las rutinas de aula.

A los niños pequeños no les hace falta que le adviertan sobre las diferencias  puesto que las ven como algo natural a la vida. ¡Cuántos niños TEA son desviados a aulas específicas  cuando tener  un maestro sombra le proporcionaría esa inclusión que se pretende sea efectiva!

Algunos alumnos necesitan el maestro sombra toda la escolaridad y hoy día se está planteando ampliar este recurso en la universidad. Muchos TEA  con capacidad abandonan sus estudios superiores por  falta de preparación del profesorado. La Universidad tiene que revisar el proceso de inclusión para estos niños cuyas capacidades cognitivas están simplemente desorganizadas.

En los países más avanzados de Europa, las personas con autismo de gran afectación lo mantienen de por vida.

 

 

 

 

Algunos extractos : 

(…)”Es evidente que se necesita a gritos y con urgencia una figura que no existe actualmente y que es la básica e imprescindible para que la inclusión educativa funcione en el Autismo: el profesor con función de sombra. https://app.box.com/shared/96a7fjysus

La figura del monitor de educación especial no es capaz ni por sus funciones ni por su nivel de formación y especialización de dar cobertura a las necesidades de nuestros hijos, que van más allá de la atención física, deambular o asistencia en el cuarto de baño y control de esfínteres. Las características de los alumnos con autismo y sus problemas de falta de comunicación y habilidades sociales exigen que haya una persona, que les sirva de intérprete de lo que va aconteciendo, y tenga una función educativa en un plano social del aprendizaje. Y que sirva también como agente modificador de aquellas conductas inapropiadas y características de los alumnos con autismo, cuando se bloquean, frustran o no comprenden lo que está pasando a su alrededor.

Entendemos que la ausencia de este tipo de personal formado y con estas funciones es una carencia tremenda en el sistema educativo y si bien comprendemos la dificultad para dar una solución inmediata, creemos que si hay opciones que podrían dar salidas alternativas a esta necesidad”. (Plataforma reivindicativa por una Educación Inclusiva hoja de ruta :  )

 

Funciones del Maestro Sombra recogidas de :  http://emmanuelroga.wixsite.com/psicologo/single-post/2014/05/22/Asistente-en-aula-regular-maestro-sombra

  • Ayudar a reconocer las rutinas escolares y cómo responder acertadamente

  • Apoyar al docente de grupo y a los compañeros para que conozcan de qué manera pueden dirigirse al niño con TEA y en qué áreas apoyarlo más.

  • Orientar    compartiendo el conocimiento y  los posibles abordajes terapéuticos.

  • Estructurarle al niño las actividades escolares

  • La orientación de la adecuación curricular, que consiste en hacer las modificaciones  para que el niño pueda acceder a tales conocimientos requeridos a la etapa de educación básica desde sus características particulares. 

  • Apoyar al niño en el reconocimiento emocional y afectivo de los otros y enseñarle a responder. a notar los estados afectivos en sí mismo y en los demás. Aprender estos gestos es importantísimo para su socialización e intención comunicativa.

Ver más  en : 

http://plataformatgdteamalaga.blogspot.com.es/2010/10/reivindicaciones-denuncias-y-peticiones.html  

http://dimensionautismo.blogspot.com.es/2009/08/el-rol-de-la-maestra-sombra-dentro-de.html

http://diamundialautismo.com/entender-el-autismo/#toggle-id-5

 Foto  de portada, cortesía  : https://mimundoprofesional.wordpress.com/2014/10/09/entrada-numero-3/

Troquel-def.-impresión

Son los docentes los que dignifican la educación

https://ined21.com/cambio-educativo-y-docentes/ CAMBIO EDUCATIVO Es mucho lo que podemos autoevaluar y cuestionar acerca de nuestras prácticas pedagógicas. Sin duda, llevamos páginas y páginas escritas sobre lo que deberíamos mejorar, partiendo de aquellas a donde cuestionamos la enseñanza tradicional y su desajuste con la realidad que hoy atraviesan las formas de aprender de nuestros alumnos. Sin embargo, […]

a través de EL CAMBIO EDUCATIVO SIEMPRE VENDRÁ DE LA MANO DE LOS DOCENTES — Anna Forés Miravalles

Extinción de autolesiones en autistas

¿Has probado a imitar tú  en lugar de que te imite  un niño con autismo?

A raíz de ver el vídeo que os comparto  decidí imitar a mi alumna de 5 años  cada vez que se golpeaba o mordía. Pasado un tiempo  sin presentar autolesiones  conmigo  invité a su tutora y compañeros  a que lo hicieran.

El resultado ha sido sorprendente. En apenas un mes no se ha vuelto a repetir este comportamiento. No sé si lo tiene aparcado o extinguido.

 

 

 

Edades del aprendizaje

 

Existen etapas en la infancia y en la adolescencia a nivel físico, cognitivo y emocional que marcan el desarrollo http://www.abc.es/sociedad/abci-edades-aprendizaje-todo-tiene-tiempo-201703012046_noticia.html MÓNICA ARRIZABALAGA – arrizabalaga1101/03/2017 20:46h – Actualizado: 01/03/2017 21:27h.Guardado en: Sociedad ¿Cómo aprende el cerebro? Una encuesta realizada a 284 docentes españoles y publicada el pasado octubre en «Frontiers in Human Neuroscience» refleja el enorme […]

a través de Las edades del aprendizaje: todo tiene su tiempo — Anna Forés Miravalles

Un instante Mágico

Hay un instante mágico en nuestras vidas que ocurre muy a menudo.

Si no somos conscientes pasa sin pena ni gloria.

El sueño le ayuda a manifestarse.

Si cuesta mucho puede afectar nuestro rictus y llega a obsesionarnos.

Cuando llega ese instante nos inunda una sonrisa plácida de enorme satisfacción y de emociones embriagadoras.

Cambia nuestra  respiración que puede hasta cortarse; la postura se yergue, brillan los ojos, a veces se erizan los pelillos de la nuca.

Tenemos la necesidad de contagiarlo y propagarlo a los cuatro vientos.

Si ese momento es compartido creas lazos de por vida con quien llegó contigo.

No nos acostumbramos jamás y es recurrente durante toda nuestra vida.

Ni cien años que cumplieres….

Es un momento indescriptible.

Nos llega a todos.

Es el instante en el que el medio penetra en las células modificando nuestro yo y el de quienes estarán en contacto con nosotros a partir de ese momento.

Y no volvemos a ser los mismos.

Se llama aprendizaje.